Comida típica italiana por regiones

Italia es la patria de la gastronomía: la comida típica italiana es conocida y apreciada en todos los rincones del planeta. De hecho, junto a los restaurantes chinos, los restaurantes italianos son los más restaurantes más comunes que puedes encontrar en cualquier destino del planeta.

Comida típica italiana

La gastronomía italiana, a pesar de lo que se cree, es increíblemente variada y rica en recetas. Los estereotipos acerca de la gastronomía y los platos típicos italianos son bien conocidos: pasta y pizza. Y si bien es cierto que pasta y pizza son los reyes de las mesas de Italia, también es cierto que hay mucho más. Por no hablar de las enormes diferencias que puede haber entre regiones del país, algo muy palpable en Italia. En cualquier caso, en este post vamos a hablar de comidas típicas italianas por regiones.

La pasta italiana

Antes que nada, si hablamos de comida típica italiana, no podemos obviar que una de las aportaciones más relevantes de la gastronomía italiana al arte culinario es la pasta italiana. En este país se consume pasta por toneladas y cuentan con infinitas tipologías y formatos de pasta: ¡hay tantos tipos de pasta que no se pueden contar (existen más de 300 variedades de pasta)!

pasta italiana

La pasta es sin duda uno de los platos típicos de la tradición italiana, amado por estrellas del calibre de Sofia Loren, quien decía: “Todo lo que ves se lo debo a los espaguetis”. Y de una investigación de Eumetra, se desprende que, como no, es el plato favorito de los italianos: 9 de cada 10 lo consumen con frecuencia y 1 de cada 3 todos los días. Cada año se sirven 23 kilogramos de pasta en las mesas italianas, lo que le otorga a Italia el récord mundial. Detrás está Túnez, con 16 kilogramos per cápita, Venezuela (12) y Grecia (11,2).

Y es que este alimento tiene tanta fama que hasta cuenta con su propio día de celebración. Cada 26 de octubre se celebra el Día mundial de la pasta o “World Pasta Day”, un acontecimiento culinario que se creó en 1995.

Para gustos colores

infografia pasta italiana

¿Cuáles son los formatos de pasta preferidos? La pasta corta gana: sobre todo penne, rigatoni y fusilli, son los elegidos por el 78% de los consumidores, mientras que, entre los condimentos, la medalla de oro es para la clásica y sencilla salsa de tomate, seguida por la salsa boloñesa y el pesto. Pero la curiosidad por los nuevos gustos también gana en las mesas de los italianos: así el 10% de ellos dice haber cambiado la pasta, eligiéndola entre la de kamut, de lentejas o integral, pero el 70% de ellos también consume pasta tradicional de trigo duro.

En comparación con años anteriores, sin embargo, las porciones disminuyen: 87 gramos contra los 106 de hace unos años. Mérito (o culpa) de los prejuicios según los cuales la pasta engorda: emblemático es el hecho de que es el primer alimento que se come en el almuerzo, pero el último elegido para cenar la cena, con la motivación de «prefiero quedarme ligero». De hecho, se ha comprobado que la pasta en una dieta equilibrada es un alimento muy saludable del que no puedes prescindir.

Origen de la pasta

Italia es el principal consumidor de la pasta, pero algunos cuentan que la pasta no se inventó en Italia. Según esta tradición la paternidad de la pasta es de atribuir a los chinos y sería Marco Polo quien las habría llevado en Europa, en Venecia más precisamente, a finales del siglo XXIII tras su famoso viaje a la corte del emperador de China.

Otra versión, con algo más de fundamento cuenta que la pasta tiene una historia muy antigua llena de anécdotas que comenzó hace 7.000 años. Fue entonces cuando el hombre, abandonó su vida nómada, empezó a cultivar la tierra y descubrió el trigo.

Entonces aprendió a trabajarlo cada vez mejor, moliéndolo para hacer harina, que luego mezcló con agua, la aplanó para hacer una masa y la cocinó sobre una piedra caliente.

Más tarde, en la antigua Roma, Cicerón y Horacio, 100 años antes de Cristo, codiciaban la lagana, plato que consistía en tiras de masa fina hecha con harina y agua, que pueden considerarse los antepasados de nuestra lasaña.

En época más moderna, se cree que la pasta, entendida precisamente como macarrones, se originó en Sicilia en la localidad de Trabìa, cerca de Palermo, donde se elaboraba un alimento de harina en forma de hilos, identificado por la palabra árabe triyah. Los sicilianos han sido, de hecho, durante siglos los verdaderos maestros en cocinar pasta.

Hasta 1700 hubo una gran confusión: los diferentes tipos de pasta se denominan todos macarrones hasta que los napolitanos, que se han convertido en los más famosos comedores de macarrones, se apropian del término y lo utilizan casi exclusivamente para identificar la pasta corta.

Lo que sabemos seguro es que, a través de los siglos, la pasta se ha difundido tanto que ya la puedes encontrar en cualquier parte del mundo.

Tipos de pasta

variedades de pasta

Hoy en día, se cuentan más de 300 tipos de pasta que se consumen en Italia. Estos 300 tipos se pueden clasificar como pasta seca y fresca, corta, fina, lisa, rayada. Las innumerables variedades de pasta se distinguen de hecho por el tipo de masa, la forma, la superficie y la posible presencia de relleno.

Una variedad que atestigua, una vez más, la inmensa riqueza del legado culinario italiano, capaz de conjugar historia e innovación, tradición y creatividad de uno de los productos más queridos y apreciados del mundo. La forma no es solo fruto de la imaginación: los diferentes formatos son cuestión de gusto y la elección también está ligada a la consistencia y condimento con el que tendrá que casarse…

Formatos de pasta

Según el tipo de formato, los tipos de pasta se dividen en dos categorías:

Pastas largas

El tipo de pasta larga es, como bien dice su nombre, un formato de longitud superior a los 8 cm y se divide en las siguientes subcategorías:

  • gran espesor (por ejemplo: lasaña, reginette y pappardelle);
  • espesor reducido (por ejemplo: capellini, tagliolini y fettuccine);
  • sección rectangular (por ejemplo: trenette y linguini);
  • sección redonda (por ejemplo: espaguetis y fideos);
  • sección perforada (por ejemplo: bucatini).
Pastas cortas

El tipo de pasta corta en cambio es un formato compactado de longitud inferior a los 8 cm y se divide en las siguientes subcategorías

  • pastas para sopas (por ejemplo: quadrucci, stelline y ditalini);
  • media (por ejemplo: conchas y orecchiette);
  • larga (por ejemplo: rigatoni y fusilli);
  • rellenas (por ejemplo: raviolis y agnolotti);
  • fantasía con formas inusuales (por ejemplo: rondelle).
Superficies

Dependiendo de las características de la superficie, las pastas se dividen en tres tipos:

  • liscia, cuya superficie es lisa. Este formato es apreciado por su ligereza
  • rugosa y porosa, cuya superficie es irregular. Este formato es capaz de hacer que la salsa se adhiera mejor
  • rigate, cuya superficie presenta rayas. Este formato apreciado por su capacidad para retener salsas.
Masa

Hasta hay una ley en Italia que categoriza los tipos de pasta según el tipo de masa. Según la masa utilizada las pastas se dividen en:

  • Pasta de sémola de trigo duro: la masa contiene sémola de trigo duro;
  • pasta de sémola de trigo duro integral: la masa contiene sémola de trigo duro integral;
  • pasta de huevo: la masa contiene sémola, agua y huevos (no menos de 4 huevos de gallina enteros / kg);
  • pasta fresca: la masa también se prepara con harina de trigo blando;
  • pasta estabilizada: el producto final se distingue por una humedad de no menos del 20%;
  • pastas dietéticas: caracterizadas por una combinación específica de ingredientes, se dividen en sin gluten, proteicas, integrales y de cocción rápida;
  • pasta especial: la masa contiene ingredientes alimenticios adicionales (p. ej. espinaca y tomate).

Platos típicos italianos por regiones

Platos típicos italianos por regiones

Al igual que muchos otros países como por ejemplo España, Francia o Colombia, Italia también está compuesto por diferentes zonas y regiones que son a la vez unidades administrativas y también enclaves culturales.

Si bien es cierto que todo el país de la bota cuenta con un amplio bagaje cultural común, también en términos gastronómicos, es también cierto que cada región de Italia cuenta con sus proprias recetas tradicionales. De hecho, hay tantos platos que componer una lista de comida típica italiana por regiones es prácticamente imposible.

De allí que, como hemos hecho tambien con la lista de platos típicos de España por comunidades, indicaremos en esta lista de comida típica italiana sólo los rasgos generales de la cada cocina regional y un único plato típico por zona.

Abruzos: los arrosticini

arrosticini

Empezamos esta lista de platos regionales de la comida típica italiana por Abruzos. Esta región poco conocida internacionalmente se encuentra ubicada a media bota, justo en la costa opuesta a la que se encuentra Roma, a la misma altura. Es una región montañosa y marinera que cuenta en su territorio una amplia porción de costa adriática y, a la vez, las cumbres más altas de los Apeninos y un hermoso parque natural el de Gran Sasso.

Mediterránea en ingredientes y aromas, creativa en la variedad y originalidad de los platos y productos más típicos, desde las raíces campesinas y pastorales de su tradición, la cocina de Abruzzo ha sabido ser pobre y noble a la vez, destilando sabores ancestrales, suntuosos y sencillos.

Su plato estrella sin duda son los arrosticini (en algunas zonas rrustelle o arrustelle), originarios de las estribaciones del Gran Sasso; se trata de un compuesto de carne de ovino (tradicionalmente de cordero, ahora casi siempre de oveja) cortado en trozos y ensartado en brochetas, que se cuecen en un brasero con una característica forma alargada llamada canala por su parecido a un canalón.

Apulia: las orecchiette

orecchiette con cime di rapa

Hay quién la visita por su hermoso mar, quién por la música, y visita este paraje para degustar los platos típicos de Apulia. Apulia es uno de los destinos más populares de Italia y uno de sus muchos atractivos es la sabrosa cocina. La cocina de Apulia, profundamente mediterránea, es un triunfo de colores, verduras autóctonas y cereales ancestrales.

Vayamos directamente al corazón de los platos típicos de Apulia con este auténtico emblema de la cocina de Apulia: las orecchiette. Originaria de Bari, las orecchiette son un tipo de pasta de sémola casera que se llama strasc’nat en el dialecto local.

El condimento por excelencia de la orecchiette son los grelos, salteados con aceite, sal y filetes de anchoa; otra versión es con coliflor verde. Otras salsas clásicas son la salsa carnívora de chuletas de cerdo, rollos de carne de potro o de ternera.

Basilicata: el bollito dei pastori

Una de las regiones más populares de Italia gracias al esplendor de sus paisajes, la singularidad de la ciudad de Matera y el vigor de las tradiciones, Basilicata tiene un añadido más: la buena comida.

Su plato elegido para estar en esta lista de platos de la comida italiana por regiones es el bollito dei pastori.

Nombre evocador del pasado regional y de una historia que también pasa por el paladar: este es un plato perteneciente a la tradición campesina y pastoral de Basilicata. Se compone de carne de cordero hervida con cebollas, patatas y tomates. La preparación es sencilla y no lleva mucho tiempo, mientras que el sabor es una reminiscencia del pasado.

Calabria: la ‘nduja

‘nduja

Una tierra hospitalaria, hermosa y salvaje, Calabria es una región por descubrir: la punta de la bota ofrece impresionantes vistas, tradiciones milenarias, mar cristalino y sobre todo una vasta oferta gastronómica.

En este caso hablamos de la ‘nduja. No se trata estrictamente de un plato típico italiano, sino más bien de un ingrediente. El ingrediente más conocido de la gastronomía calabresa: ana salchicha blanda de cerdo, chile y especias originarias de Spilinga, lista para infinitas combinaciones. Y es que la ‘ndjua se puede consumir como salsa para la pasta, untada en el pan, para condimentar carnes o incluso, si eres muy fan, ¡a cucharadas!

Campania: la pizza

pizza

La región de Campania merecería un capítulo aparte. Esta es la verdadera meca de la comida típica italiana, un lugar donde la cocina de convierte en arte, donde se santifica la comida y donde se entiendo en su plenitud el significado de las palabras cultura gastronómica.

Si embargo, para completar esta lista de platos de la comida típica italiana, tan sólo podemos escoger uno de sus innumerables manjares, y elegimos la pizza.

Todos los turistas que viajan a Italia desean probar una auténtica pizza italiana. Bueno pues, tenéis que saber que la autentica pizza italiana, la autentica de verdad, se come en Campania. Especialmente en la ciudad de Nápoles la pizza es un arte: aquí hay pizzerías cuyos hornos llevan 3 siglos horneando pizzas.

La más típica y tradicional de esta región es la Pizza Margarita, la clásica pizza con tomate, mozzarella y albahaca: tres sencillos ingredientes que se convierten en arte en los hornos de Campania.

Para saber más sobre platos típicos de Campania

Cerdeña: el porceddu

porceddu

Esta hermosa isla en el centro del mediterráneo aporta mucho a la gastronomía italiana: sabores naturales y auténticos gracias a la excelsa calidad de sus materias primas.

De hecho, el plato típico más conocido de a isla es el Porceddu: un cochinillo cocinado a la bras a fuego lento durante horas, aderezado tan solo con unas cuantas hojas de mirto, un arbusto típico de la isla.

Emilia Romagna: la lasaña

lasaña

Esta es otra de las mecas de la comida típica italiana. Además de productos de renombre internacional, como el Prosciutto di Parma, el Parmigiano Reggiano, uno de los quesos italianos más conocidos en el mundo o el Vinagre Balsámico de Módena, Emilia-Romaña cuenta con una tradición culinaria milenaria, compuesta por recetas tradicionales muy conocidas.

Entre los platos típicos de esta región más conocidos del mundo, se encuentra la lasaña, elaborada con una serie de capas de pasta al huevo, rellena de salsa boloñesa y bechamel. También hay diferentes variaciones, algunas con pasta verde, otras con verduras o pescado en lugar de salsa de carne.

Para saber más sobre platos típicos de Emilia-Romaña

Friuli Venecia Julia: frico con patatas

frico con patatas

Friuli Venezia Julia es una región pequeña ubicada en la esquina del país que hace frontera con Austria y Eslovenia. Sin embargo, no tiene nada que envidiar a otras regiones de Italia en términos de tradiciones. La tradición gastronómica es absolutamente uno de los puntos fuertes de este rincón nororiental de la bota que varía mucho según el lugar de la región en el que te muevas y que se ve afectado por las influencias de la frontera austriaca y eslovena.

El Frico con patatas es el plato abanderado de la cocina friulana: es un pastel elaborado con queso local, tradicionalmente Montasio, que es uno de los productos más populares de la región y que se puede encontrar en varios condimentos. Primero, las patatas se cocinan con cebolla, luego cuando estos estén muy blandos se agrega el queso. El frico estará listo cuando haya formado una bonita costra dorada. Se sirve en gajos y se come mejor caliente.

Lacio: la carbonara

carbonara

Todo el mundo conoce los espaguetis a la carbonara. Pero no todo el mundo sabe que este es un plato muy típico de la región de Lacio, especialmente de la capital. Y es que no hay mejor lugar en Italia para comerse una carbonaras que Roma.

Este plato es toda una institución de la comida típica regional y esta presente en cualquier restaurante que se precie. Sus ingredientes son sencillos: panceta, huevos, queso pecorino y espaguetis o cualquier tipo de pasta que te guste, aunque aquí los hacen estrictamente con pasta larga.

Para saber más sobre platos típicos de Lacio

Liguria: trofie al pesto

trofie al pesto

Otra receta de pasta que incluimos en esta lista de comida típica italiana. Las trofie son un formato de pasta típico de la región de Liguria: se trata de una pasta corta de forma alargada y envuelta sobre sí misma.

Y la salsa típica con la que se acompaña siempre, o casi, las trofie en esta región es la salsa pesto. Si no la conoces, se trata de una salsa de albahaca que se mezcla con piñones y queso parmesano además de aceite y sal hasta que se convierta en salsa. En esta región puedes elegir si la quieres rinforzata o normal: en el primer caso le añaden al plato un trozo de patata y judías verdes.

Lombardía: el risotto a la milanesa

risotto a la milanesa

La región italiana más potente a nivel económico tiene también su voz en términos gastronómicos. Esta región cuenta con muchos productos típicos con sello de denominación de origen, como por ejemplo la bresaola della Valtellina, que se suele confundir con el carpaccio de toda la vida. En este caso es un embutido a medio camino entre un jamón curado o una cecina, y admite todo tipo de condimentos, desde ensaladas hasta queso parmesano por encima, siempre regado con un poco de aceite. Otro producto DOP es el Salame de Varzi, un salami muy codiciado en toda Italia o el queso Gorgonzola, queso muy famoso en todo el mundo.

Pero si de platos hablamos, lo mejor que puedes probar en esta región es el Risotto a la Milanesa. Lombardía, de hecho, es una de las regiones en las cuales es mucho más común encontrar platos de comida típica con base de arroz que de pasta. Pero si hablamos de risotto a la milanesa hablamos de un plato que ha trascendido de las fronteras regionales y se ha convertido en toda una referencia de la comida típica italiana. Eso sí: el verdadero risotto a la milanesa lo podrás saborear sólo en esta región.

Este plato consta de arroz, ossobuco, que es la medula de la vaca junto con la pieza de carne que le acompaña y azafrán. Una mezcla golosa que no deja nadie indiferente.

Para saber más sobre platos típicos de Lombardía

Marcas: olive all’ascolana

olive all’ascolana

Esta región del centro de Italia, en los últimos años, está siendo descubirta por muchos desde el punto de vista turístico. Y gastronómico.

El plato estrella de las Marcas son las olive all’ascolana. La aceituna típica de esta tierra, especialmente tierna, sabrosa y pulposa se rellena con carne, se reboza y luego se fríe.

Molise: los cavatelli

cavatelli

Una cocina robusta y rica, de sabores auténticos. Así es la gastronomía de Molise, una pequeña región casi desconocida, hasta entre los italianos. De hecho, hay un “motto”: Molise existe, un poco como Teruel existe para los españoles.

Su plato típico es un plato más de pasta: los cavatelli. Esta es una de las formas de pasta típicas de Molise, actualmente adoptada en muchas regiones del sur de Italia: los cavatelli son una pasta elaborada con sémola de trigo duro y agua, a la que en algunas zonas se le añade un poco de patata hervida, con su característica forma alargada. Se dice que fueron inventados bajo el reinado de Federico II, también para satisfacer las necesidades gastronómicas del rey. Están hechos a mano «vaciando» – como se dice en el dialecto local – la pasta con la presión de los dedos índice y medio. Suelen aderezarse con salsa boloñesa en versión molisana, o con verduras como el brócoli.

Piamonte: bagna cauda

bagna cauda

¿Por dónde empezar? Desde el gran número de productos con denominación de origen DOP, como la famosa Trufa Blanca de Alba o el Marrone de Cuneo. Por no hablar de sus famosos vinos, desde el Brachetto hasta el mítico Barolo. Pero si de platos típicos hablamos, en Piamonte tenemos que citar la Bagna Cauda.

Si te encanta compartir comida en la mesa, la bagna cauda es para ti. El motivo: esta salsa muy sabrosa a base de ajo, aceite y anchoas tiene sus raíces en la tradición campesina del Bajo Piamonte. Pensemos en el período otoñal (oscuro y frío en estas zonas) de las zonas rurales, esa época que huele a vendimia y cenas de grupo alrededor de las hogueras. Es en este escenario donde podemos imaginar la olla humeante en medio de la mesa de la que todos se sirven, mojando directamente las verduras crudas y cocidas que tal vez hayan recogido del huerto de detrás de casa.

Los ingredientes para una bagna cauda «como Dios manda» son curiosamente todo menos típicos de esta área. El aceite y las anchoas provienen geográfica e históricamente de Liguria y Provenza. El ajo es el único componente que se cultiva tradicionalmente en el lugar.

¿Con qué comes bagna cauda? La parte divertida es que puedes olvidarte de los cubiertos: solo agarra tu verdura favorita y compite con las manos de los otros comensales por el sabroso jugo.

Sicilia: la parmigiana

parmigiana

Es muy posible que no conozcas este tradicional plato de la cocina típica italiana. Sin embargo, la parmigiana es uno de los platos estrella de las mesas italianas y, especialmente, de las sicilianas. Es una especie de pastel a base de berenjenas, tomate, mozzarella y parmesano. Como ves, el queso es indispensable en muchísimas recetas del país, sobre todo si se trata de mozzarella o de parmesano.

Toscana: la fiorentina

fiorentina

¡Sé que lo estabas esperando! Después de todos estos platos de pasta en esta lista de comida típica italiana, tocaba un auténtico plato de carne. Y es que la reina de la cocina toscana es el chuletón florentino. Este plato es tan famoso em la región y sobre todo en la ciudad de Florencia que ni siquiera necesitas decir el nombre completo, solo pide una Fiorentina y todos sabrán de qué estás hablando.

Hay dos características fundamentales para una buena fiorentina: un excelente corte de carne y una cocción poco hecha. La preparación es muy sencilla, basta con colocar el bife a la parrilla sobre unas brasas sin llama sin perforar la carne y darle la vuelta una sola vez, salando la parte cocida primero por un lado y luego por el otro. Tarda unos cinco minutos por lado, luego se puede servir con una pizca de pimienta negra molida y un poco de limón exprimido si se desea.

Para saber más sobre platos típicos de la Toscana

Trentino Alto Adigio: los canederli

canederli

En Trentino, en esta tierra de frontera del norte de Italia, la calidad es un credo sagrado: los productos son objetos de culto y cada receta, más que preparada, es venerada.

Y el plato más típico de esta zona son los Canederli. Más comunes en el área de Adige, sin embargo, nunca faltan en todo Trentino. Pero a cada uno su propia canederlo, en el sentido de que al igual que todo valle, cada familia también tiene su receta personal, dispuesta a jurar que es la única original y verdadera.

La receta original más acreditada es la que se realiza con pan duro, leche, huevos, speck, queso, harina y perejil.

Umbria: el cordero scottadito

Umbría es un lugar mítico y casi salvaje donde todo animal que vuele, camine o gatee se considera comestible. De acuerdo, tal vez exagere, pero ciertamente esta región no es el mejor lugar para vegetarianos y veganos.

Umbría es famosa sobre todo por sus embutidos locales. Incluso hoy, Umbría es una región muy agrícola y muchas familias viven en el campo, donde cultivan sus propias verduras y crían animales de corral.

El plato más fantástico de esta región es el cordero scottadito: esta preparación a base de cordero es muy común en Umbría pero también en Lacio. Se trata de chuletas de cordero cocinadas a la parrilla, aromatizadas con hierbas aromáticas picadas, a servir estrictamente calientes (de ahí el nombre, scottadito significa literalmente quema dedo).

Valle de Aosta: la fondue

fondue

Esta pequeña región del norte de Italia es una región estrictamente montañosa, rodeada de las cumbres más altas de toda Europa. De allí que se cocina sea una cocina de montaña: platos fuertes, contundentes y muy nutrientes para pasar los fríos inviernos y nevados de esta zona.

El plato típico del Valle de Aosta es la de la fondue, plato típico y delicioso elaborado con queso fontina característico de la zona alpina entre el Valle de Aosta, Piamonte, Saboya y Suiza.

Veneto: el tiramisú

tiramisú

Y llegamos al final de esta lista de platos de la comida típica de Italia por regiones con el Véneto, una de las regiones más visitadas de Italia gracias a su famosa y hermosa capital Venecia.

Y es en este lugar donde se ha engendrado la receta del postre probablemente más conocido del mundo: el tiramisú. El tiramisú es un postre indisolublemente ligado a la tradición culinaria italiana y no necesita presentación. A pesar de haber nacido a finales del siglo XX, es ahora uno de los símbolos de la pastelería italiana en el mundo. En sus mil versiones.

👇 TE RECOMENDAMOS 👇

Para saber más sobre platos típicos del Veneto

¿Te ha gustado este viaje por la gastronomía italiana? Esperamos que esta reseña de la comida típica italiana te haya inspirado para saborear lo mejor de este país. Si es así, cuéntanos cual es el plato que más te inspira en los comentarios 😉

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *