Qué comer en Venecia

La gastronomía veneciana es una de las más variadas de Italia, gracias a las múltiples influencias que la han enriquecido a lo largo de los siglos. Los sabores del mar y de la tierra se unen para crear recetas con un sabor único, que logran sorprender hasta los paladares más refinados. Por eso no se te dará tiempo degustar todos los platos típicos tan sólo durante un fin de semana en Venecia: no haría falta un mes entero para decir que los has probado todos al menos una vez. Sin embargo, la mayoría de nosotros no tiene la suerte de poderse quedar todo un mes en la ciudad lagunar. Por lo tanto, hay recomendamos 12 platos que comer en Venecia: tu eliges lo que más te estimulen y ya nos cuentas a tu vuelta los que más te han gustado.

 que comer en venecia

12 platos típicos de Venecia que tienes que probar

La cocina veneciana se basa en materia prima de calidad. El bacalao proviene de las rutas del Báltico, las especias de Asia, el pescado de la laguna, mientras que las verduras frescas y la carne de tierra firme: la cocina veneciana es variada y logra combinar platos a veces complejos con sabores simples. Lo que caracteriza los platos típicos de Venecia, sin embargo, es su capacidad para potenciar sabores que pueden parecer lejanos, en recetas de gran calidad.

Cicchetti

venecia platos tipicos Cicchetti

Un dato muy importante que conocer es que la verdadera especialidad veneciana son los cicchetti, pequeñas porciones de comida creadas con el objetivo de «absorber» el vino que bebían los comerciantes venecianos después de cerrar un buen trato.

Son similares a las tapas españolas y son uno de los platos de la tradición que comer Venecia: durante siglos, gracias a su practicidad y la posibilidad que ofrecen de degustar realmente una gran variedad de sabores del territorio, hay sido la estrella de los bares de toda la ciudad.

Existen cicchetti de todo tipo, pero los más famosos son sin duda:

  • meso vovo co’ l’aciugheta (literalmente medio huevo con anchoa),
  • Musetto e Polenta (Carita de Cerdo con Polenta),
  • Fiori di zucca (flores de calabacín o calabaza rellenos fritos),
  • los Bovoleti (caracoles)

Bigoli en salsa

Bigoli en salsa

Toda buena comida italiana empieza por un buen plato de pasta: esto tambien es lo que hay que comer en Venecia, un buen plato de bigoli en salsa. Empecemos por lo básico: los bigoli. Algunos remontan este tipo de pasta al 1604, año en el que Bartolomio Veronese, un fabricante de pasta de Padua, inventó la prensa bigolaro, una máquina capaz de producir varios tipos de pasta larga, incluidos los spaghettoni crudos y los bigoli. La masa, trabajada en la prensa, se pasa a través de una matriz con orificios de 2-2,5 mm. Otros dicen que el término deriva del típico palo curvo que se usaba para transportar agua o harina, por lo tanto, muy utilizado por los trabajadores de las fábricas de pasta. Sea como sea, los bigoli tienen una consistencia porosas, rugosas y de consistencia espesa que retiene las salsas. Se preparan con harina de trigo blando (pero también integrales: se llaman bigoli mori), con o sin huevo. La «salsa» de esta receta es muy pobre: ​​cebolla blanca y sardinas saladas.

La clave está en saber cocer la cebolla para que se vuelva dulce. Los venecianos son maestros en esto y saben hacer seductor cualquier plato con cebolla. Las sardinas vienen luego para dar un impulso de sabor con notas salinas y marinas. No hace falta decir que el bigoli debe cocinarse al dente.

Risi e Bisi

Risi e Bisi

La parte norte de la bota es líder en el cultivo y elaboración de platos en los que el arroz es el ingrediente principal. Venecia no es una excepción que, con sencillez, pero con sabiduría en la mezcla de sabores y texturas, ha hecho de este plato un pilar fundamental de su gastronomía, muy demandado por turistas de todo el mundo. Es el arroz con guisantes, o el bisi, cuya receta, aparentemente sencilla, ¡ha sido patentada! Risi e bisi son el perfecto equilibrio cremoso entre una sopa y un simple risotto y además lleva panceta y perejil.

Se trata de una receta histórica: risi e bisi eran en realidad el plato de los duces de Venecia (los antiguos reyes que gobernaba la ciudad), consumido el 25 de abril en honor a la fiesta de San Marco, patrón de Venecia. El arroz era estrictamente el de la región de Verona mientras que los guisantes eran la de Lumignano, en la provincia de Vicenza.

La receta aparentemente simple es insidiosa en su consistencia final. Entre el risotto y la sopa de arroz, los risi e bisi son un equilibrio cremoso que requiere varias pruebas antes de alcanzado la necesaria habilidad. Para ayudarte, te contamos que las vainas se pueden añadir a los guisantes, después de licuarla en la batidora, cocidas en el caldo y pasadas por un colador para quitar las partes más fibrosas.

Baccalà mantecato

Baccalà mantecato

Si estás callejeando por los canales y te entra hambre y te preguntas que comer en Venecia, la respuesta es Baccalá mantecato. Crema de bacalao maridada con polenta. Una versión agradablemente nueva del bacalao «habitual» que estamos acostumbrados a comer, que se convierte en la punta de lanza de los aperitivos venecianos.

Está elaborado con aceite, sal, pimienta, ajo, laurel y limón. En primer lugar, se toma la pulpa del bacalao y se deja en remojo durante al menos 24 horas, luego se hierve con leche y agua durante unos 20 minutos y finalmente, cuando está agradable y suave, se pica la pulpa como si fuera a crearse. una mayonesa, agregando todos los demás ingredientes. Este tipo de bacalao debe disfrutarse sobre crustones calientes, lonchas de pan tostadas o polenta: un agradable tentempié.

Fegato alla Veneziana

El hígado a la veneciana es sin duda uno de los platos que comer en Venecia: tan popular como difícil de imitar, este segundo plato es consumido tanto por turistas como por locales.

El plato tiene un sabor intenso, donde encontrarás el contraste del hígado de ternera, cocinado solo con mantequilla, con el sabor dulce de la cebolla (uno de los ingredientes principales de la cocina veneciana). Acompañado de polenta se convierte en un plato sabroso, que satisface y deleita incluso a los paladares más exigentes.

Se prepara cortando el hígado de ternera en rodajas, cocinado con mantequilla, cebolla, perejil, ajo, sal y pimienta. Es un plato apreciado por todos y quizás el más popular en todos los restaurantes de la ciudad.

Polenta e schie

polenta e schie

Junto con la cebolla, la polenta es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina veneciana. Los schie son pequeños camarones grises típicos de la laguna de Venecia y se sirven junto con polenta amarilla. Pero primero se hierven en agua con limón, sal, ajo y pimienta. Es un plato muy sencillo y rápido de preparar, que antes consumían principalmente familias pobres de Venecia. Hoy, sin embargo, es un plato que también se sirve en los restaurantes más refinados, quizás con algunas variaciones que lo embellecen.

Risotto de Go

Risotto de Go

Entre los platos típicos que comer en Venecia, el risotto di Gò es uno de los más antiguos, pero también uno de los más populares. Se prepara con un pescado llamado Gò, conocido por su aspecto decididamente poco atractivo, pero muy sabroso. El nombre italiano es Ghiozzo y es típico de la laguna veneciana con el que se prepara un caldo muy sabroso, en el que se cuece el arroz. El resultado es un risotto extremadamente cremoso y sabroso, ¡delicioso!

Castradina

Castradina

Se define como un plato obligatorio en las mesas de todo veneciano, ya sea ricos o pobres.

Es un plato tradicional antiguo, una sopa de cordero y repollo que se lleva a la mesa y se disfruta la víspera de la fiesta de la Madonna della Salute.

La fiesta de la Madonna della Salute, celebrada todos los años el 21 de noviembre, es la festividad que marca el final de la plaga que azotó la ciudad en el período de dos años 1630-1631. Doge y senado pidieron la intercesión de la Virgen para acabar con la epidemia, prometiendo erigir una iglesia dedicada a la Virgen: en noviembre de 1631 la plaga abandona la ciudad y el voto se mantiene con la construcción de la Iglesia de la Madonna della Salute.

La costumbre de degustar castradina, cordero de carnero, salado y ahumado, deriva del hecho de que se consumieron grandes cantidades durante la plaga, creyendo que era menos probable que transmitiera el virus.

Tradicionalmente, el cordero, importado de Albania y Dalmacia, se salaba, se ahumaba y se secaba al sol y luego se vendía. Hoy en día se puede degustar en varias tabernas de la ciudad, ¡un plato con unos 400 años de historia que no debe perderse!

Sarde in Saor

Sarde in Saor

La sardina es un pescado que cuenta con numerosas interpretaciones en la cocina veneciana. Entre ellas, destacan las sardinas al saor, componentes esenciales de un aperitivo veneciano. El pescado simplemente se marina en cebolla y vinagre, luego se condimenta con pasas y piñones y se fríe, para saborear mejor el aroma agridulce.

Es un aperitivo o un cicheto muy extendido en la mayoría de los restaurantes de la ciudad.

Bisato su l’ara

Bisato su l'ara

Aquí necesitamos el vocabulario. Mientras espera el plato, llegamos con la traducción. El bisato es la anguila y la receta, típica de la isla de Murano, se refiere a la costumbre de asarla en el ara, que es la piedra de los hornos de la cristalería sobre la que se templaban lentamente los jarrones de vidrio una vez que los maestros sopladores los habían trabajado y decorado.

Moeche y Masanete

Moeche

Hay quienes planean su visita a Venecia en función de la temporada de moeche. Para aquellos que aún no lo saben, esta es la historia. Tanto en primavera como en otoño, los cangrejos de laguna se encuentran en fase de muda: es decir, pierden el caparazón viejo para formar el nuevo. Un corto período de tiempo, en el que están indefensos, sin armadura, desarmados: aquí se vuelven moeche y aquí, dramáticamente, son recolectados por expertos pescadores de Chioggia y Burano.

Los moecanti utilizan los trezze, redes colocadas en las aguas poco profundas de la laguna y se ayudan con los serraglie, largas barreras de postes y redes a las que se conectan las trampas de embudo (cogòlli). Tras su captura, se trasladan a sacos de yute para mantener la humedad y se transportan al casòni: aquí se realiza la selección, separando los cangrejos ya maduros de los próximos a la muda, que colocados en cajones de madera y semisumergidos en agua de mar se convertirán en moeche.

Para ser precisos: moeca es el nombre del cangrejo macho. Las hembras (masanete) siguen un ciclo de muda diferente (entre mayo y julio): en otoño, cuando están llenas de huevos, dejan de mutar y, una vez capturadas, se comen con coràl (los huevos). Después de la lección de etología, vayamos a la cocina: la receta tradicional requiere que el moeche solo se enharine y luego se fría (primero, sin embargo, se debe perforar con un alfiler para que escape el agua interna). Sin embargo, también hay una segunda versión, una fritura golosa, que obliga a sumergirlas aún vivas en el huevo durante un par de horas. Ahogado por el huevo, el moeche finalmente termina en aceite hirviendo. Una historia violenta, sin duda, pero un bocado crujiente te hace olvidar cualquier duda sobre los derechos de los animales.

Sepia en su tinta con polenta

Sencillo de preparar, se vuelve perfecto si sigues dos consejos: el de añadir el negro a la salsa después de la cocción, ya que tiende a espesarse al exponerse al calor, y el de utilizar solo polenta blanca, para acentuar el contraste de colores. Las variaciones sobre el tema de la sepia en negro son los espaguetis y el risotto, muy recomendables entre los primeros platos.

4 postres que comer en Venecia

postres que comer en Venecia: fritole

Venecia y su cocina son famosas sobre todo por los cicchetti, primeros y segundos platos, pero en realidad los postres también juegan su papel. De hecho, no podemos decir que realmente hayamos almorzado o cenado en Venecia sin haber terminado la comida con un postre típico. Vamos a proponer 4 postres que comer en Venecia.

Zaeti

Los zaeti, o amarillos, son llamados así por el inconfundible color amarillo que da el uso de harina de maíz en la masa, son galletas sabrosas y quebradizas que crean una verdadera adicción.

Baicoli

Los baicoli son galletas tradicionales muy finas y secas, elaboradas con pocos ingredientes y fáciles de conservar. ¡Perfecto con ponche de huevo!

Bussolai

Otro tipo de galletas secas típicas son los bussolai, típicos de la isla de Burano, con una masa rica en huevos, azúcar y harina y aromatizada con anís o ron. Tienen la típica forma de S o redondas.

Fritole

Y para cerrar esta lista de platos que comer en Venecia os proponemos, como no, un postre típico del carnaval de Venecia. Se trata de bolas de masa fritas aderezadas con piñones y pasas o rellenas por dentro con crema o ponche de huevo. Elaborados por primera vez en el siglo XVIII, todavía se consideran el postre típico de la Serenissima.

👇 TE RECOMENDAMOS 👇

¿Te ha gustado este viaje por la gastronomía de la ciudad lagunar? Esperamos que esta lista de platos que comer en Venecia te haya inspirado para saborear lo mejor de esta ciudad. Si es así, cuéntanos cual es el plato que más te inspira en los comentarios 😉

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *